Cecaelia



Una Cecaelia es un ser mitológico moderno que aparece ocasionalmente en el arte (sobre todo el japonés), la literatura fantástica. Es un ser que combina la cabeza, los brazos y el torso de una mujer o (más raramente) un hombre y desde la cintura hacia abajo tiene tentáculos de un pulpo o calamar; y aunque se asocia a las sirenas o tritones, es una especie diferente.

Otros términos utilizados para referirse a la especie son “pulpo-sirena”, “octo-sirena“, “octo-humano“, “homo-octopoda” y variantes del mismo. Si bien el término de sirena se traduce a “doncella del mar“, las cecaelia, son identificadas más genéricamente como “brujas del mar” o “demonio del mar“.

El origen del nombre de esta quimera moderna es reciente y deriva principalmente de la pronunciación distorsionada de un personaje en un cómic en blanco y negro de la revista Vampirella Magazine a principios de 1970, donde muestra a una híbrido entre mujer y pulpo llamada “Cilia“, quien llama a los suyos como cilophytes (del griego xilon que traduce madera y del griego futon que traduce planta; aquí este nombre no tiene relación con nada marino; algo así como los centauros, hombres caballo no tienen nada de toros, salvo que su nombre significa “mata toros”. La historia de Cilia es como sigue:

El buque de vela de madera de Davy Jones, naufraga y los dos únicos supervivientes del accidente son llevados a una isla solitaria por una desnuda cecaelia. Tras despertar en la costa, el capitán comienza a buscar ayuda y alimentos, llegando a la cecaelia que llora en la playa.

Inicialmente temeroso de su apariencia, ella habla con él y le indica que los rescató a ambos, se describe como una cilophyte y que su pueblo ha salvado a muchos marinos de ahogarse en el mar. Le indica que ella los ayudó, pero se ha separado de su grupo mientras los ayudaba y por eso lloraba.

La cecaelia ayuda a los dos marinos a buscar comida y medicinas; y el capitán se va enamorando de la criatura. Finalmente son rescatados y ella está de acuerdo en acompañar al capitán hasta Inglaterra, ocultando su cuerpo de pulpo debajo de un largo vestido negro.

Tras regresar a Inglaterra, historias en la gente del pueblo y en los pescadores empiezan a formarse alrededor del capitán y su nueva esposa; que pasa largos períodos de tiempo sin aparecer en público. Finalmente, un pequeño grupo de pescadores secuestra a Cilia.

Días más tarde revelan de forma anónima al capitán donde está su esposa. Este llega a las rocas donde estaba encadenada y cruelmente humillada y golpeada; las lecciones de Cilia son tan graves que muere en los brazos del capitán. Él afectado por el dolor, que lleva su cadáver de su mujer al agua y se ahoga para acompañarla.

Días después un barco encalla durante una noche de tormenta cerca de la aldea, donde el capitán y Cilia habían vivido. Cuando el grupo de rescate llega, descubren que todos los marineros a bordo, entre ellos los que secuestraron a Cilia, han sido torturados, mutilados, desmembradas literalmente sus extremidades.

En el cuento anterior vemos a las cecaelias como seres más similares a tritones; recordemos que las sirenas atrapaban a los marineros con sus cantos para llevarlos a su mundo subacuáticos; si bien no son descritas con los poderes de las brujas marinas, al final de la historia esta especie muestra otra cara; una donde parecen controlar las tormentas y no tienen miedo de atacar a los humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario