Narya


Uno de los Tres Anillos de los Elfos, también llamado Anillo de Fuego o Anillo Rojo. No se sabe su forma ni su composición, pero tenía engarzada una gran gema de color rojo, muy probablemente un rubí. El nombre Narya se deriva de la palabra Quenya ‘nár’, fuego.
Al igual que el resto, fue fabricado por Celebrimbor en Eregion en el año 1590 de la Segunda Edad, y ocultado un siglo después para evitar que cayera en manos de Sauron. Para ello, viaja a Lindon, donde entrega Vilya y Narya a Gil-Galad. Poco después, el Rey de los Noldor lo dejaría en manos de Círdan, aunque otras fuentes sitúan el momento de esta cesión justo antes de la marcha de Gil-Galad a la guerra de la Última Alianza. En cualquier caso, hacia el año 1000 de la Tercera Edad Círdan asiste a la llegada de Gandalf a la Tierra Media, momento mismo en que le entrega Narya, percibiendo la majestad oculta y los peligros que acecharían al Istari.

El poder de Narya era el de encender los corazones de las personas para que realizaran actos heroicos más allá de lo que pudieran alcanzar por sí mismos. Infundir esperanza y coraje en sus corazones y sanar la fatiga espiritual. Aunque Gandalf llevó el Anillo en secreto, Saruman intuyó la verdad, por lo que su resentimiento hacia el Mago Gris no hizo sino crecer. El Anillo fortaleció la voluntad de Gandalf y opuso el fuego que reconforta, al fuego que destruye de Sauron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario