Amor Heroico


“Con los Héroes, la vida de los hombres efectúa el primer paso más allá de lo necesario: en el azar, en el desafío, en la astucia, en el engaño, en el arte. Y con los héroes se abre un nuevo mundo amoroso. La mujer ayuda a abatir monstruos y a conquistar talismanes. Es la mistagoga resplandeciente, oscila entre la claridad de Ariadna y el resplandor de Medea. Pero existe también otro amor que los héroes introducen: el amor entre hombre y hombre. Heracles y Yolao, Teseo y Pirítoo, Aquiles y Patroclo, Orestes y Pílades: todos ellos conocieron, en palabras de Esquilo, la «sagrada comunión de los muslos», que Aquiles reprocha a Patroclo haber olvidado, simplemente porque ha muerto.
Con los héroes, el amor entre hombres aparece e inmediatamente culmina. Sólo ellos, y precisamente porque eran héroes, consiguieron disolver lo que para los griegos fue insuperable obstáculo: la rígida separación de los papeles, la obstinada asimetría, entre erastes y erómenos, entre amante y amado, que obligaba a la relación amorosa a durar un tiempo demasiado breve, coartándola con severas reglas. Era la limitación más cruel: mientras al amante le esperaba un placer rápido y rapaz, el placer sexual estaba prohibido para el amado, que debía entregarse de mala gana, un poco como el siglo XIX burgués recomendaba a las mujeres. Y el amante no podía mirar a los ojos del amado, mientras le asaltaba, para evitar la turbación. *1
Todo esto fue superado por los héroes. Su vínculo dura hasta la muerte, no acaba por la mera razón de que la pelambre ha cubierto los miembros del amado y su piel, quemada por las aventuras, ha perdido suavidad. Entonces se llega al punto más ansiado, aquel en que tiende a confundirse la diferencia entre amante y amado. Entre Orestes y Pílades «habría sido difícil advertir cuál de los dos es el amante, porque la imagen de la ternura del amante era reflejada como por un espejo».”

Roberto Calasso, "Las bodas de Cadmo y Harmonía".

*1 ¿En este párrafo no es posible encontrar el gran dilema del amor? ¿Entre el/la que ama y aquel que es amado/a.?

No hay comentarios:

Publicar un comentario