Hierro Frío


Entre las cosas inanimadas, el hierro frío es anatema para todo el mundo de las hadas. Kirk*1 dice que "nada terreno las aterroriza tanto como el hierro frío" [...] Es una creencia muy extendida que el hierro frío aleja a las hadas, las brujas, los demonios, los fantasmas y los genios. Esta idea ya aparece en La Odisea, donde se dice que "el hierro asusta a los espíritus". En un nacimiento Hindú se colocaba hierro a los pies de la cama para ahuyentar a los espíritus malignos, practica que se conserva en los países celtas donde el hierro colocado en una cuna evita también que las hadas cambien el bebe por un sustituto*2. [...] No es sólo a las hadas a quien no le gusta el hierro: el hierro tiene una mala reputación casi universal. Los Hindúes llaman a la edad final de destrucción en que ahora vivimos la Kali-yuga, edad del hierro, que viene al final del ciclo anterior al regreso a la nueva edad de oro [...] Las hadas tocadas por el hierro, aunque sea por accidente, desaparecen inmediatamente del mundo mortal.

J. C. Cooper: "Cuentos de Hadas. Alegorías de los mundos internos"

*1 Párroco de la localidad escocesa de Aberfoyle, fue un erudito que consagró su vida al estudio de los seres feéricos.
*2 Changelling.


Hace algún tiempo en Bestiarium se habló sobre "El mundo de seres de hadas" y como podría pensarse a estas y su entorno faérico, como el santuario donde convergen aquellas cosas perdidas (para todos en condición de seres humanos, para cada uno en su propia singularidad) en su manifestación de nunca perdidas como una intuición que apunta hacia delante y lucha contra los embates de la realidad. Quien desea algo que no existe -aun o nunca- mas allá de si, no ha hecho otra cosa que jugar con hadas.
Por otro lado también se habló sobre "¿Qué es un fantasma?", haciendo una analogía entre estos seres de fantasía y la escena inconsciente que nos sirve de sostén en el mundo, en la cual nos ubicamos como sujetos frente al exterior, el otro y nosotros mismos. A veces terroríficos otras veces más amigables, serán estos fantasmas - junto con sus grilletes - los que nos permitirán deambular por el mundo terrenal.

Terribles, hilarantes, enfermos y/o geniales son las hadas y fantasmas que rodean a cada ser. Absolutamente siempre singulares marcan los limites del mundo faérico del cual cada uno forma parte. Me pregunto cual es el hierro frío para ellos en la actualidad. ¿Dónde se encuentra el hierro frío que intenta desterrar nuestras ensoñaciones, banalizar nuestros amores y anular nuestros sufrimientos? Quizás los Hindúes no estén equivocados al llamar a esta época la "Edad del Hierro". Cuando pienso en lo que hoy en día más asusta los espíritus, no se me ocurre mejor respuesta que lo que muestra este video:



No hay comentarios:

Publicar un comentario