No todo el oro reluce


No todo el oro reluce,
ni toda la gente errante anda perdida,
perdura lo añejo, si es vigoroso,
a las raíces profundas no llega la escarcha.
De las cenizas subirá una llama,
asomará una luz entre las sombras.
El hombre sin corona será rey;
de nuevo forjarán la espada rota.

Tolkien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario