¿Qué es un fantasma?


“¿Qué es un fantasma?
Un evento terrible condenado a repetirse una y otra vez.
Un instante de dolor quizás.
Algo muerto que por momentos parece vivo aún.
Un sentimiento suspendido en el tiempo.
Como una fotografía borrosa.
Como un insecto atrapado en ámbar”.

Guillermo del Toro, "El espinazo del diablo" (2001)

Como describe Guillermo del Toro, en “las historias de fantasmas” uno encuentra una escena detenida. Esta imagen mantiene al muerto alejado de la muerte. El fantasma de esta manera escapa del camino de la nada y lo desconocido (El vacío del cual como seres humanos nada sabemos y solo podemos suponer).

Si olvidamos por un momento el mundo de los vivos y nos posicionamos en la mirada del fantasma, el horror quedara de lado. La escena es lo que emerge, y lo hará en relación a la vida, será el grillete que ata al espíritu al mundo terrenal, le otorga un sentido, y lo aleja así, de una muerte completa. Muchas veces esta escena/situación que tiende a repetirse hará que el fantasma ignore por completo su propia muerte, la desconocerá. Otras veces, intentará a través, y con los otros; de repetirla (esto último es lo que causa el espanto de los vivos y es percibido con cierta o total malicia).
La escena, lo fantasmático, será entonces aquello que hace al espíritu escapar de la muerte, ligándolo al terreno de lo vivo.

Es interesante esta concepción de “fantasma como entidad de ficción” y su relación con el concepto de fantasía psicoanalítico. La idea de "fantasmas personales" cobra un total sentido metafórico.

En primera instancia Freud utiliza el concepto para referirse a toda la actividad en relación a la imaginación y la fantasía. A partir de 1897 el concepto de Fantasía/Fantasma se convierte en un concepto técnico del lado del concepto de "Realidad Psíquica", realidad del sujeto (que difiere de la realidad del mundo), núcleo del psiquismo "registro de los deseos inconscientes, de los cuales el fantasma es la expresión última y más verdadera".
Queda resaltada así, la función de sostén del fantasma, sostén del sujeto en el mundo, al igual que la escena lo es para el "no-muerto" del cine y la literatura.

Lacan toma el concepto freudiano de fantasma, subrayando la función defensiva. Sera "una detención en la imagen", un modo de impedir que surja lo traumático. Imagen coagulada, defensa de la castración (el vació, lo indecible en uno, y en el Otro). Aquí podemos pensar la analogía donde la función de lo fantasmal esta en relación a evitar la caída en la muerte completa, en lo indecible. El No-muerto, no muere y no quiere saber nada de ello.

Para el psicoanálisis cada Sujeto tiene un fantasma fundamental que lo ubica en relación al otro. Una escena, una imagen coagulada que sirve de sostén para la vida, evita la caída, es un modo de relación al otro (de la misma forma en que los no-muertos se relacionan con lo vivo). El fantasma puede ser más o menos "placentero", más o menos "terrible", depende de como esté jugada esa escena y en que lugar lo ubique a uno en relación al otro y al mundo. Un escenario y un guion con los roles marcados. Allí es donde el fantasma puede cobrar el aspecto más macabro. Si bien el fantasma no tiene porque ser algo terrible, el fantasma esta coagulado, tiende a repetirse... Se torna agotador, ya que es la carga propia, de la cual no se puede salir... ¿Como salir del lugar que a uno lo sostiene? ¿Como enfrentar aquello que no queremos enfrentar? ¿Como soportar los grilletes que evitan ese enfrentamiento?

Como en las películas, habrá que atravesar algo del fantasma... soportar algo de aquello indecible, para que el no-muerto acepte la muerte y para que los vivos puedan seguir viviendo no solo aquella imagen coagulada de “la casa embrujada”, sino, el movimiento mismo de la vida.
Los fantasmas existen...Y habrá que aprender como “Cole”, el niño de "Sexto Sentido", a dialogar con ellos, para que éstos, no nos esclavicen... al menos... no del todo.

Para leer mas sobre el concepto de Fantasía leer la nota: El Laberinto de los Sueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario