Squonk

El Squonk es una criatura de la mitología norteamericana que habita en los bosques al norte de Pennsylvania. Tiene un aspecto repulsivo. Su piel, muy parecida a la del sapo, esta llena de manchas y verrugas, y le cuelga en abundantes pliegues a lo largo del cuerpo. Es una criatura escurridiza, que pocas veces se deja ver debido a su apariencia. Se siente muy desgraciado por su fealdad y llora por ello de un modo ruidoso e incesante. Ese es el motivo de que sus ojos se vean siempre hinchados como globos.

Su vida activa transcurre en la noche. No quiere ser visto, pero se sabe siempre donde está, ya que sus hondos sollozos se escuchan desde lejos y las lágrimas que vierte dejan un rastro brillante en el suelo del bosque, y son visibles aún en la más absoluta oscuridad. A pesar de ello, no es nada fácil de capturar. Los cazadores que han intentado atraparlo han encontrado que la criatura es capaz de eludir la captura disolviéndose completamente en un charco de lágrimas y burbujas cuando es acorralado.

FUENTE: WIKIPEDIA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario