Rokurokubi

Rokurokubi es un yōkai de la mitología japonesa. Parecen seres normales durante el día, pero de noche adquieren la habilidad de estirar el cuello en grandes longitudes. Así como también, tienen la habilidad de cambiar su rostro por el de los terribles Onis para asustar a los mortales.

En su forma humana, suelen vivir vidas normales, pasan desapercibidos y algunos pueden llegar incluso a formar pareja con un humano. Muchos Rokurokubi están acostumbrados a esa forma de vida y realizan grandes esfuerzos para mantener su forma demoniaca en secreto. Sin embargo los Rokurokubi son traviesos por naturaleza y la necesidad de asustar y espiar a los humanos es difícil de resistir. Algunos solo se revelan ante borrachos, tontos, dormidos o ciegos, para satisfacer su necesitad. Otros no tienen esta compunción y se dedican a asustar libremente. Dicen que algunos pocos no son conscientes de su verdadera naturaleza y se consideran seres humanos normales. Estos últimos al dormir estiran su cuello de forma involuntaria y luego por la mañana, al levantarse, se encuentran con sueños extraños en los cuales ven el entorno desde ángulos antinaturales.

De acuerdo a algunas historias, los Rokurokubis eran seres humanos normales, pero fueron transformados por el karma al romper diversos preceptos del budismo. Estos Rokurokubi son siniestros en su naturaleza, comen personas y se alimentan de su sangre en vez de simplemente aterrorizarlos. Su presa favorita son aquellas personas que han quebrado la doctrina del budismo.


FUENTE: WIKIPEDIA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario