Mandrágora

La planta llamada Mandrágora confina con el reino animal, porque grita cuando la arrancan; ese grito puede enloquecer a quienes lo escuchan. Pitágoras la llamó "antropomorfa": el agrónomo latino Lucio Columela, "semi-Homo", y Alberto Magno pudo escribir que las mandrágoras figuran la humanidad con la distinción de los sexos. Antes, Plinio había dicho que la mandrágora blanca es el macho y la negra es la hembra. También que quienes la recogen trazan alrededor tres círculos con la espada y miran al poniente; el olor de las hojas es tan fuerte que suele dejar mudas a las personas. Arrancarla es correr el albur de espantosas calamidades; el ultimo libro de la Guerra judía de Flavio Josefo aconseja recurrir a un perro adiestrado. Arrancada la planta, el animal muere. pero las hojas sirven para fines narcóticos, mágicos y laxantes.


FUENTE: BORGES. GUERRERO. "EL LIBRO DE LOS SERES IMAGINARIOS".

No hay comentarios:

Publicar un comentario