Elfos



Los elfos son criaturas míticas del folclore nórdico, que aparecen con frecuencia en la fantasía medieval.
En la mitología nórdica, los elfos se denominan Alfs o Alfr, también llamados "elfos de la luz" Ljosalfr. Son descritos como seres bellos y luminosos, o bien seres semidivinos o mágicos, similares a la imagen literaria de las hadas o las ninfas. De hecho, la palabra "Sol" en nórdico era Alfrothul o Rayo Élfico; se decía que por ello era mortal para elfos y enanos. Se habla de dos -incluso tres- grupos (Razas) de elfos:
Elfos de la luz (Bien): originarios de Alfheim ("Hogar de Elfos"), también llamada Ljösalfheim ("Hogar de la Luz Élfica"), que era el reino que regía Freyr y que era uno de los Nueve Mundos -el más alto de ellos- que conectaba el Árbol del Mundo Yggdrasil. Muy hermosos y brillantes iban vestidos con telas muy finas y transparentes. Amaban la luz, eran bondadosos con los hombres y generalmente se aparecían bajo la forma de niños bellos y amables.
Elfos de la oscuridad (Mal), llamados swartalfr ("elfos oscuros"), tan parecidos a la idea actual de "enano" que muchos textos simplemente los llaman enanos. Vivían "bajo tierra" en Schwarzalbenheim. Eran feos, de nariz larga y de un color moreno descrito como "sucio". Aparecían sólo por la noche, pues huían del sol como de su mayor enemigo, pues si un rayo de luz caía sobre uno de ellos quedaba inmediatamente convertido en piedra. Su lenguaje era el eco de las soledades y vivían en cuevas y grietas. Se creía que habían nacido de las larvas y que después los dioses los dotaron de forma humana y gran sabiduría. Tenían gran conocimiento de los poderes ocultos de la naturaleza y de la escritura rúnica, que grababan y explicaban. Eran hábiles artífices y trabajaban los metales y la madera. Entre sus obras más reconocidas por todos, estaba el martillo de Thor y el barco Skidbladnir, que entregaron a Freyr. Esta nave era tan grande que podía contener a todos los dioses con sus utensilios y armamento, y tan ingeniosamente construida, que podía plegarse y meterse en una bolsa de viaje. Algunas veces no se conoce con exactitud de donde provienen pero es un hecho que forman parte de la cultura universal.
En su versión literaria moderna, son longevos (pueden vivir milenios) y tienen poderes mágicos, que usan para proteger la naturaleza. Se cuenta que la raza élfica ha precedido a la Humanidad (Tolkien) en un gran número de milenios. Viven en sociedades análogas a las humanas, con reyes a quienes están sometidos. Aman el juego, la danza y el canto. A menudo pasan la noche entera en rondas infatigables que sólo interrumpe el canto del gallo, pues temen la luz del día y la mirada de los humanos. El que, de noche, en una llanura solitaria, se deja fascinar por la belleza de sus hijas y acepta entrar en su ronda, está perdido. Pero lo más frecuente es que sus danzas no tengan testigos; por la mañana se nota solamente en la hierba húmeda el rastro de sus pasos.
Generalmente los elfos no son hostiles a los humanos, ya que los consideran inferiores y de poca importancia. A menudo desprecian a la especie humana como inferior y bárbara, del mismo modo que algunos miran a los animales de compañía y otros animales. También hay elfos oscuros (svartalfer en la mitología nórdica), los cuales son retorcidos y malignos. Los elfos son enemigos de los orcos y goblins, y suelen estar permanentemente peleados con los enanos.
FUENTE: WIKIPEDIA

2 comentarios:

  1. Anonimo, deja d ver estupideces de ciencia ficcion y ve la realidad, muchas cosas d la ciencia ficcion son pura mentira y distorsionan la verdad

    ResponderEliminar