Banshee



Las banshees (del gaélico bean si, lo cual significa "mujer de las colinas") forman parte del folclore irlandés desde el siglo VIII. Se trata de una criatura que, cuenta la leyenda, al aparecerse ante un irlandés anuncia una muerte cercana de un pariente. Forman parte de la familia de las hadas.

No se trata de criaturas malvadas, pero sus inquietantes alaridos las hace parecer bastante horripilantes. El rasgo físico más distintivo son sus ojos, que se les han vuelto de un rojo encendido tras siglos de llorar por quienes amaron y por los que guardaron duelo. Se les suele describir como mujeres altas y extremadamente delgadas, con una manta flotante de cabellos blancos, un vestido verde y una manta gris con capucha. Sin embargo, a veces pueden aparecer bajo la forma de una viejecita menuda o de una hermosa joven de cabellos dorados vestida de rojo.

Cada banshee se dedicaba exclusivamente a una de las grandes familias irlandesas, a las que servían durante siglos y siglos, aunque solo aparecen cuando un miembro de la familia está a punto de morir.
Posteriormente se dijo que las banshees mostraban su respeto hacia los difuntos gimiendo o lamentándose debajo de la ventana del moribundo, a veces elevándose por los aires hasta varios pisos de altura para poder hacerlo.

Una banshee puede también permanecer a cierta distancia, una figura solitaria que nos anuncia la muerte paseando por las colinas que circundan la casa de la familia o sentada sobre un muro de piedra. A veces no es visible, pero sus gemidos penetrantes no dejan lugar a dudas respecto a su presencia.



FUENTE: WIKIPEDIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario